Noticias de Bolsa

Wallbox cierra 2022 con pérdidas operativas de 136 millones, un 155 % más


Wallbox cierra 2022 con pérdidas operativas de 136 millones, un 155 % más

Barcelona, 1 mar (.).- Wallbox, empresa barcelonesa especializada en cargadores para vehículos eléctricos, ha cerrado 2022 con pérdidas operativas de 136,7 millones de euros, un 155 % más con relación a 2021, en un contexto de crecimiento, si bien menor de lo esperado, en el que ha facturado 146,9 millones, un 105 % más.

Según los resultados financieros comunicados este miércoles a la SEC, el regulador bursátil norteamericano, el ebitda ajustado (resultado bruto operativo) se ha situado en los 88,2 millones negativos, un 150 % más en comparación con los 35,2 millones negativos del año anterior.

La compañía, que cotiza en la bolsa de Nueva York y que no ha comunicado por el momento el resultado neto, destaca que ha incrementado su margen bruto hasta el 40,5 %, en un ejercicio en el que ha vendido más de 230.000 cargadores y ha abierto dos fábricas: en Barcelona, para multiplicar su producción en Europa, y en Arlington (Estados Unidos), para dar servicio en este caso al mercado norteamericano.

Durante el pasado año también ha anunciado la adquisición de COIL Inc, un instalador de cargadores de vehículos eléctricos estadounidense, y de Ares Electronics, un proveedor de placas de circuitos impresos que amplía sus capacidades de diseño y fabricación; y ha ampliado capital en 43,5 millones de euros.

Con todo, la desaceleración de las entregas de vehículos eléctricos ha impactado directamente en el desarrollo del negocio de Wallbox, que ha recortado su plantilla en 96 empleados, un 9,5 % del total, para reducir costes en unos 50 millones anuales.

AJUSTES EN FUNCIÓN DE LAS EXPECTATIVAS

En rueda de prensa, el consejero delegado de la firma, Enric Asunción, ha defendido que “cualquier empresa responsable debe ajustar el gasto a la evolución de las expectativas”. Ha indicado que si los analistas preveían inicialmente que en 2023 se iban a entregar 4 millones de coches eléctricos en Europa, ahora esta cifra estimada se ha recortado hasta los 3,1 millones.

Con todo, ha sostenido que Wallbox no ha crecido más rápido de lo debido, sino que ha ido “a la velocidad necesaria para ser líder en un mercado que está en sus inicios y que crecerá de forma exponencial”.

Asunción prevé que Wallbox mantenga “un crecimiento muy acelerado” en los Estados Unidos, dado que ha firmado cartas de intenciones no vinculantes por valor de más de 30 millones de dólares en ventas de su cargador ultrarrápido Hypernova, que cumple con los requisitos del programa de la administración estadounidense para impulsar las ventas de coches sin emisiones en ese país.

De hecho, ha dicho que “es clave que Europa haga algo parecido”, ya que “el gran reto del coche eléctrico es la infraestructura” que necesita y que todavía no están plenamente desarrollada -como puntos de recarga pública o semipública o ampliar la potencia eléctrica-.

MENOS CRECIMIENTO DEL PREVISTO

Los resultados de Wallbox están por debajo de lo previsto el año pasado: los ingresos han sido finalmente de 146,9 millones y se pronosticaban entre 175 y 205 millones de euros de facturación.

En el cuarto trimestre del año, la firma española ha ingresado 37,3 millones, un 44 % más. Sus ingresos en Norteamérica crecieron un 425 %, de modo que esa zona geográfica concentra ya el 25 % de las ventas, mientras en Europa factura un 66 % del total.

Para el primer trimestre de 2023, Wallbox espera obtener ingresos de entre 35 y 40 millones de euros, es decir, entre un 25 % y un 45 % más que en el mismo periodo de 2022. Para el ejercicio completo prevé un crecimiento de la facturación de entre el 60 % y el 100 %, hasta alcanzar entre 240 y 290 millones.

Wallbox tiene previsto alcanzar el ‘break even’ (punto de equilibrio) en el cuarto trimestre de 2023, cuando debería registrar por primera vez un ebitda positivo.

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button